Archives

  • 2018-07
  • 2018-10
  • 2018-11
  • 2019-04
  • 2019-05
  • 2019-06
  • 2019-07
  • 2019-08
  • purchase IWR-1-endo Las p ginas de este rotativo pusieron

    2019-05-20

    Las páginas de este rotativo pusieron en evidencia las contradicciones y tensiones políticas existentes entre anexionistas e independentistas, La Lucha se mantuvo fiel purchase IWR-1-endo su tendencia de crítica a la ocupación militar estadounidense y proclive a evidenciar los efectos negativos de la administración colonial; por ello publicó las denuncias en contra del Partido Anexionista de Pinar del Río y difundió una postura opuesta al Tratado de Reciprocidad. En efecto, como han documentado muy bien los estudiosos cubanos Miriam Fernández Sosa, Jorge Ibarra y Mildred de la Torre, en el periodo between empires, y Louis Pérez Dixit, coexistieron las tendencias anexionistas y protectoristas entre sectores de cubanos que apoyaban la hegemonía de Estados Unidos. En esta línea el historiador Yoel Cordoví sostiene: En contraparte se encontraban los independentistas y autonomistas que vislumbraron en La Lucha un espacio para denunciar los males del intervencionismo estadounidense. La coyuntura que se vivía en la antesala de la República proporcionaba al rotativo de San Miguel la oportunidad para demostrar la existencia de sectores políticos simpatizantes de la tutela estadounidense, y llevaba a La Lucha avaticinar que Cuba corría el peligro de ser anexada. Situación alarmante a la luz de las declaraciones del general Leonard Wood, quien afirmaba que “las tropas estadounidenses y él mismo se quedarán en Cuba después de la transferencia de poder”. Empero, el anexionismo, no era el único peligro que se cernía sobre la Isla; también la severa crisis económica existente en suelo cubano, abonaba a la incertidumbre y el camino al progreso y a la modernidad, aún de la mano estadounidense, no se veía claro ni cercano para los colaboradores de este diario habanero. Aún más, el periódico bilingüe preveía que el Partido Republicano “arruinará a Cuba” y dudaba que a Root y a Wood les preocupase resolver la crisis económica en Cuba con la reducción tarifaria. Sin purchase IWR-1-endo embargo, al ambiente de tensión política e incertidumbre económica se sumaban las posturas encontradas de amplios sectores de la sociedad cubana en pro o en contra de las órdenes militares que buscaban abolir juegos o costumbres consideradas como bárbaras e inmorales, por ejemplo, la prohibición de las peleas de gallos. Así se convertían en noticia aquellos ciudadanos que infringían tales medidas. La complejidad de las tensiones y resistencias en el ambiente del fin de la ocupación militar llevaron a separation líderes políticos de ideas radicales e independentistas como el general Enrique Collazo, historiador y periodista, a buscar los espacios propicios para la expresión de sus opiniones y encontrar en La Lucha, un medio para publicar su posicionamiento sobre las aflicciones de Cuba en esta coyuntura. En una extensa carta inicia señalando que Estrada Palma era el representante del “poderío yanki”, para después proseguir criticando casi cada aspecto de la sociedad cubana al afirmar: Por otro lado, a la par que Collazo, contrastaba los males contraídos por la intervención estadounidense con la crueldad del sistema impuesto por la Corona española, en tiempos de Valeriano Weyler, en otras columnas, La Lucha destacaba la limitación de la soberanía cubana, al señalar: “Cuba en el orden internacional es una dependencia americana y en el orden doméstico un país sometido a su protección o tutela”. Afirmación que constituye otra muestra periodística del amplio campo de definiciones que sobre “la nueva criatura” republicana nacida el 20 de mayo de 1902 construyeron intelectuales y actores políticos. Además, La Lucha comentaba que dado que Cuba pronto entraría al concierto de naciones “independientes” debería contar, de acuerdo a Root, con una representación diplomática y un servicio consular en Cuba. En esa misma edición se informó que Root y su familia estarían diez días de visita en la Isla. En las primeras ediciones de Vísperas Republicanas llama la atención no solamente la crítica al expansionismo y a la influencia estadounidense, sino las advertencias de los peligros que acechaban a México, como podemos apreciar en el siguiente extracto noticioso: “A nadie se le oculta […] que las circunstancias actuales de nuestro país obligan al presidente a marchar de acuerdo con la Casa Blanca [...] ¿hay alguien que crea que México podría sustraerse por completo de la influencia de la cancillería americana? [...] México también está en riesgo […]”. En otro extenso artículo de Vísperas Republicanas se alude nuevamente a la presencia desafiante del vecino allende el Río Bravo para México.